El Tacto y el Respeto y cómo cultivarlos en nosotros

El Tacto y el Respeto y cómo cultivarlos en nosotros

Tacto y respeto en las relaciones

La palabra tacto describe curiosamente dos cosas: El tacto y la sensación de ritmo que hacen falta cuando tocan muchos instrumentos distintos en una orquesta para que suene de forma armoniosa es quizás no tan diferente del tacto entre las personas para que sus relaciones también lo sean.

Tener tacto significa decir lo adecuado en el momento adecuado con el tono adecuado. Significa no ofender a otros. Es un tema delicado, ya que allí entra obviamente el otro, quien pueda sentirse ofendido por mil cosas completamente inofensivas. Pero aquí no se trata tanto de la reacción emocional del otro sino de nuestra acción.

Tampoco se trata de cómo el otro me ofende a mí por  falta de respeto. Se trata de ¿Cómo puedo desarrollar más tacto?

Cultivar más respeto implica hacerse preguntas como “¿Cómo puedo hacer las cosas para generar una respuesta positiva en el otro? ¿Cómo podemos crear algo juntos?”

Todos necesitamos tacto para crear algo juntos – como en una orquesta. Todos somos diferentes (instrumentos) pero todos mantienen el tacto.

Nos podemos preguntar a nosotr@s mism@s: ¿Soy lo suficiente respetuoso o tiendo a ofender al otro? ¿Pienso antes si lo que voy a decir o hacer es respetuoso? Vamos a observar y tomar nota de lo que podemos mejorar.

El otro extremo también existe y quizás estamos constantemente sopesando si nuestra acción es correcta. De esta manera, no actuamos nunca.

De manera que necesitamos el respeto pero también la espontaneidad.

¿Qué significa ser respetuoso para ti? ¿Cómo lo puedes llevar a la práctica? ¿Cuáles son los límites para ti?

Por ejemplo un respeto exagerado puede convertirse en hipocresía y deshonestidad. De manera que tenemos que cultivar como contrapeso la afectuosidad, la franqueza y la sinceridad.

Cultivar el tacto

Podemos ver el tacto como una virtud. Quizás nos gustaría cultivar esta virtud más en nosotros.

Vamos a proponernos cultivar el respeto durante unas semanas mediante afirmaciones. Las afirmaciones son una poderosa herramienta para re-programar viejas creencias y hábitos. Te recomiendo que leas antes el artículo sobre cómo trabajar eficazmente con las afirmaciones.

Comenzamos con una resolución:

Durante la próxima semana quiero cultivar el tacto en mí. Deseo ser una persona más respetuosa.”

Esta frase es solo un ejemplo. Siéntate con papel y lápiz y apunta la frase que más resuene contigo.

Del mismo modo, creas una afirmación para ti, por ejemplo: “Desarrollo respeto”, “Soy respetuoso”.

Repite estas afirmaciones a lo largo del día. Mejor en voz alta.

En el área de descargas tienes algunos ejemplos de Afirmaciones para el Tacto.

Para sacar el máximo aprovecho de las afirmaciones, por favor lee antes este artículo como usar eficazmente esta poderosa herramienta de re-programación.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll Up