Las afirmaciones – Una herramienta poderosa para cambiar hábitos

Las afirmaciones – Una herramienta poderosa para cambiar hábitos

Afirmaciones

 

Las afirmaciones son unas de las técnicas de entrenamiento mental más poderosas. Nos ayudan a conseguir nuestros objetivos, a cambiar hábitos y soltar viejos patrones de pensamiento o aumentar la autoestima.

A través de la auto-afirmación le damos a nuestro inconsciente una nueva dirección y cambiamos algunos patrones de pensamiento. Esto es de gran importancia, dado que al fin y al cabo nuestros pensamientos influyen en nuestro estado emocional y afectan nuestra forma de actuar y nuestras decisiones.

Dado el gran potencial de las afirmaciones para crear cambios positivos en nuestras vidas, he divido en tema en dos artículos. En este primer artículo veremos cómo funcionan las afirmaciones. En el segundo artículo se tratan los 7 errores frecuentes en la creación y selección de afirmaciones.

La afirmación – ¿qué significa exactamente?

Una afirmación es una declaración afirmativa. Esto puede ser casi cualquier frase como “Veo la puesta del sol.” Para que la afirmación sea una útil herramienta en el entrenamiento mental, requiere dos aspectos más, el enfoque y la repetición.

El enfoque significa que la afirmación está unida a un objetivo y la repetición significa que trabajaremos con ella de forma regular durante un tiempo prolongado.

De manera que una afirmación es una declaración formulada de forma positiva que repetimos regularmente durante un tiempo prolongado para conseguir un fin.

El inconsciente es mucho más poderoso que el consciente y tendemos a auto-boicotearnos con creencias negativas que se han arraigado en el inconsciente, por ejemplo “No soy lo suficiente buen@ para que me quieran”.

Una afirmación positiva al contrario nos fortalece “Soy lo suficientemente buen@, me merezco Amor.” Con el tiempo, la repetición de la afirmación hace que no auto-convencemos, del mismo modo como nos auto-convencimos antes del creencia negativa.

Cambiando creencias negativas por positivas cambiará también nuestras perspectivas. Si creo que “hay abundancia en mi vida” en vez de “no tengo dinero suficiente”, podré ver más la oportunidad que el riesgo cuando se me presente una situación de negocio, de manera que realmente puedo aprovechar mejor una situación cuando se presenta.

La Afirmación y el estado emocional

Podemos imaginarnos cómo será nuestra vida cuando se afirmación se haya convertido en realidad. Esta alegría anticipada es un poderoso motor. Cuanto más intensamente sentimos esta alegría anticipada, más convencemos a nuestro inconsciente que conseguiremos nuestro objetivo.

Si nos cuesta sentir esta alegría anticipada, podemos cultivar en vez de ella la gratitud. Antes de comenzar con las afirmaciones, podemos hacer un repaso por todo en nuestras vidas por lo que ya podemos dar las gracias.

Con un fuerte sentimiento de gratitud actuamos desde la posición de la abundancia en vez de la escasez.

Con ello le transmitimos al inconsciente que ya hay todo en nosotros lo que hace falta para conseguir nuestro objetivo y ser felices. De esta manera, nos mantenemos relajados en vez de estar tensos.

Si eres una persona más bien mental, quizás no te resulta fácil generar emociones positivas. Te ayudaría desconectar un poco antes, escuchar música relajante o meditar para “vaciar” la cabeza.

Repetir las afirmaciones

Esta técnica es eficaz por la repetición. De la misma manera – una repetición casi incesante – hemos recibido durante toda nuestra vida patrones creencias.

De manera que nuestro inconsciente ha adquirido una determinada “dirección”. Para re-programar esta dirección obviamente unos pocos días no son suficientes. No podemos esperar resultados inmediatos (aunque a veces ocurren). Las afirmaciones y la re-programación requieren paciencia y constancia de entre 4 semanas y 3 meses.

Ejemplos de afirmaciones

Me amo y me respeto.
Confío en la vida.
Me permito confiar en la vida.

Las afirmaciones tienen que ser formuladas de manera positiva y solo para nosotros mismos. Por ejemplo no sirve decir “Mi novi@ me quiere casa vez más”, sino “Amo a mi novi@ de una forma sana”.

Otro ejemplo “Soy segur@ de mi mism@”. Una afirmación directa no funciona en muchas personas porque enseguida la mente dice “pero si no es cierto, anda, no te lo crees ni tu mism@”. De manera que al final fortalecemos con las afirmaciones la duda en vez de objetivo.

En este caso podemos usar una formulación indirecta en vez de “Soy segur@ de mi mism@, por ejemplo “Me permito dar la cara”, “Puedo decir mi opinión”, “Me atrevo cada día más a ser yo mism@”.

Otras trampas y errores se tratan en el artículo 7 errores frecuentes en la creación y selección de afirmaciones. Te recomiendo que lo leas, es muy importante para que saques todo el provecho de las afirmaciones.

 

Cómo formular una afirmación

La formulamos tal como nos gustaría. Si quiero ser más considerada con los demás puedo decir “Soy considerada” o “Cada día soy más considerada”.

Quiero tener más abundancia en mi vida puedo decir “Soy abundancia” o “Permito que la abundancia se manifieste en mi vida”.

Quiero tener una relación amorosa puedo decir “Estoy abiert@ para una nueva relación” o “Me permito ser cada día más atractiv@”.

También me puedo preguntar cómo consigo mi objetivo, por ejemplo “Quiero perder peso y cómo consigo mi objetivo? Respuesta: Comiendo sano y haciendo ejercicio. Las 3 afirmaciones podrían ser “Me gusta alimentarme de forma sana. Me gusta cada vez más moverme. Cada día me acerco más a mi peso ideal”.

Lo importante es probar un poco y quedarnos con una formulación que resuene con nosotros y que no hace sentir bien.

Estos fragmentos funcionan muy bien para afirmaciones indirectas.

• Me permito…
• Cada día más…
• Es bueno para mi…
• Disfruto…
• Me gusta…

En el área de descargas encuentras una amplia selección de afirmaciones para inspirarte.

 

Cómo usar las afirmaciones

Ya tenemos hecha nuestra lista de afirmaciones. Es recomendable que sean pocas al principio, por ejemplo de una a tres.

Las escribimos, las decimos en voz alta, las pensamos, cantamos, las decimos delante del espejo, las enviamos a nosotros mismos por email, las grabamos y escuchamos etc. Tu creatividad no tiene límites, el objetivo es interiorizarlas.

Te recomiendo leer el próximo artículo 7 errores frecuentes en la creación y selección de afirmaciones, muy importante para que saques todo el provecho de las afirmaciones.

 

Designed by Irina_Timofeeva / Freepik

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll Up