El Yin y Yang de la Auto-Compasión - MiVidaenmisManos.com
El Yin y Yang de la Auto-Compasión

El Yin y Yang de la Auto-Compasión

El yin y yang de la auto-compasión

Amor Propio, Auto-compasión… Hoy me gustaría aclarar un poco más fondo estos términos, ya que muchas personas aún se deniegan a si mismas abrirse a este viaje sanador hacía si mismos… por antiguas creencias que amarse a sí mismo es ser egoísta o brindarse auto-compasión es lo mismo que compadecerse o ser débil…

Acompáñame en este artículo y descubre un poco más sobre las ideas erróneas más comunes sobre la auto-compasión y su más profunda y auténtica esencia.


Ideas erróneas más comunes sobre la auto-compasión

Hay muchos bloqueos mentales referente a la auto-compasión en la cultura occidental, que a menudo son el resultado de conceptos erróneos sobre su significado y consecuencias.

 

La auto-compasión es egoísta

Un concepto erróneo común es que la auto-compasión es egoísta.

ideas erróneas sobre auto-compasión

Mucha gente asume que gastar tiempo y energía siendo amable y cuidando de sí mismos significa automáticamente que deben estar descuidando a todos los demás por sus propias necesidades egoístas.

Piensa en las veces que te has perdido en la agonía de la auto-crítica. ¿Estás centrado en ti mismo o en los demás en ese momento? ¿Tienes más o menos recursos para dar a los demás?

La mayoría de las personas descubren que cuando están absortos en el auto-juicio, en realidad les queda muy poco ancho de banda para pensar en algo más que en su inadecuado e inútil Yo.

Desgraciadamente, el ideal de ser modesto, de ser humilde y de cuidar el bienestar de los demás suele ir acompañado de la tendencia a tratarnos mal a nosotros mismos.

Esto es especialmente cierto en el caso de las mujeres, que han demostrado tener niveles ligeramente más bajos de auto-compasión que los hombres, aunque tienden a ser más cuidadosas, empáticas y generosas con los demás.

Tal vez eso no sea tan sorprendente, dado que las mujeres desde niñas están educadas para cuidar desinteresadamente de sus parejas, hijos, amigos y padres ancianos, pero puede que no se les haya enseñado a cuidarse a sí mismas.

La ironía es que ser bueno contigo mismo te da los recursos emocionales para ser bueno con los demás, mientras que ser duro contigo mismo sólo se interpone en el camino. Por ejemplo, si soy fría conmigo misma y confío en mi pareja para satisfacer todas mis necesidades emocionales, me comportaré mal si no se satisfacen.

Pero si soy capaz de darme cuidado y apoyo, y así satisfacer muchas de mis propias necesidades directamente, tendré más recursos emocionales disponibles para dar a mi pareja.

La auto-compasión es sentir lástima por uno mismo

Otra idea errónea común sobre la auto-compasión es sentir lástima por uno mismo, que es sólo una forma disfrazada de auto-compadecerse.

compadecerse

Pero de hecho, la auto-compasión es un antídoto para el auto-compadecimiento y la tendencia a quejarse de la mala suerte.

Esto no es porque la auto-compasión signifique ignorar lo malo. De hecho, la auto-compasión nos hace más dispuestos a aceptar, experimentar y reconocer los sentimientos difíciles con amabilidad, lo que nos ayudará a digerir lo que pasó y seguir adelante.

La auto-compasión es igual a ser débil

Algunas personas temen que la auto-compasión es igual a ser débil o cobarde, o al menos pasivo, y los sentimientos de compasión se confunden con «ser amable» todo el tiempo.

Veremos que esta auto-compasión o amor propio puede ser tanto amable y cálida en su forma Yin (aspecto femenino) como feroz, tomando una posición fuerte y resuelta contra cualquier cosa que cause daño en su forma Yang (aspecto masculino) en una sola persona.

El Yin y Yang de la Auto-Compasión

Cuando exploramos los atributos que entran en juego en la auto-compasión, encontramos cualidades aparentemente opuestas que también son complementarias e inter-dependientes, como los conceptos del Yin y el Yang en la filosofía china.

El Yin de la auto-compasión contiene los atributos de «estar» con nosotros mismos de una manera compasiva – consolando, calmando y validándonos.

El Yang de la auto-compasión trata de «actuar» en el mundo -protegiéndonos, proporcionándonos y motivándonos.

Yin

Consolar. El consuelo es algo que podemos hacer por un querido amigo que está luchando, y podemos hacerlo por nosotros mismos. Significa proveer apoyo para nuestras necesidades emocionales.
Calmar. Calmar es otra forma de ayudarnos a sentirnos mejor, particularmente a sentirnos físicamente más tranquilos.
Validar. La validación significa que entendemos claramente nuestra experiencia, que podemos encontrar una palabra para esa experiencia, y que podemos hablarnos a nosotros mismos de una manera amable y tierna.

Yang

Proteger. El primer paso hacia la auto-compasión es sentirse a salvo del daño. Proteger significa decir «no» a los demás que nos hacen daño, o al daño que nos infligimos a nosotros mismos de varias maneras.
Proveer. Proveer significa darnos a nosotros mismos lo que realmente necesitamos. Primero tenemos que saber lo que necesitamos, diciendo «sí» y luego podemos seguir adelante y tratar de satisfacer nuestras necesidades.
Motivar. Todos tenemos patrones de comportamiento que ya no nos sirven y que debemos dejar ir, así como sueños y aspiraciones que queremos perseguir. La auto-compasión motiva como un buen Coach, con estímulo, apoyo y comprensión, sin críticas severas.

¿Qué necesito ahora?

La pregunta es: «¿Qué necesito ahora?» A veces necesitamos levantarnos y actuar con decisión en el mundo y a veces necesitamos volvernos hacia nosotros mismos de una manera suave y tierna, honrando en nosotros mismos ambos aspectos.

El Yin de la auto-compasión nos permite dejar de luchar y estar ahí para nosotros mismos con un corazón abierto.

La compasión Yang puede ser feroz, trazamos nuestros límites, decimos no, nos defendemos. Nos comprometemos a satisfacer nuestras necesidades emocionales, físicas y espirituales.

Artículo basado en el trabajo de Kristin Neff & Christopher Germer

Artículo relacionado

Por qué el Amor propio no tiene nada que ver con ser Egoísta

¿Quieres emprender el emocionante viaje de Amor Propio, de aceptarte y respetarte con todas tus luces y sombras?

Soy Kerstin Godchild, Psicóloga Transpersonal y te acompañaré en este viaje íntimo hacia ti misma.

Si quieres conocerme y saber cómo trabajo, solicita una Sesión de Descubrimiento gratuita en este enlace o en el formulario más abajo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Scroll Up