La Espiritualidad y la Sombra – Aceptarnos como somos

La Espiritualidad y la Sombra – Aceptarnos como somos

Espiritualidad y Sombra

¿Cómo hay que ser o qué hay que hacer para ser espiritual? 

Espiritualidad no necesariamente significa estar iluminado, estar siempre sonriendo y siendo positivo.

Hace algunos días estuve hablando con una persona sobre el proceso que está atravesando en este momento. Ella había hecho un trabajo muy valioso, que es integrar la propia sombra.

Ella había llegado a aceptar una faceta no querida en sí misma, que había negado y proyectado hacía fuera, hacia otra persona que le sirvió de espejo y le sacaba de quicio.

Darnos cuenta, identificar y finalmente abrazar esta sombra es desde mi punto de vista uno de los mayores logros en nuestro desarrollo personal.

Es para celebrarlo, porque hemos hecho un enorme paso hacía el Amor hacia nosotras mismas, y por ende, a todos los demás.

La persona comentó que previamente a esta integración, en los últimos meses no había sido muy espiritual.

Pero,

¿Qué es ser espiritual?

Si somos capaces de mirar algo que nos molesta en el otro – no necesariamente tiene que ser algo negativo – pero algo que no hemos aceptado en nosotras.

Este proceso comienza con darse cuenta que “La persona X / este comportamiento me saca de quicio”. Esto es el primer paso.

Este paso es absolutamente necesario para que en algún momento podamos hacer el paso número 10 para integrarlo.

De manera que decir “últimamente no he sido menos espiritual”, no es cierto, ya que en realidad estamos atravesando procesos en el camino.

Cada paso es necesario y legítimo en nuestro camino.

No podemos juzgar el primer paso al subir una montaña como un paso menos valioso. Todo es parte del camino.

Por lo tanto, no hay un momento “menos espiritual”.

 

¿Cómo hay que ser o qué hay que hacer para ser espiritual?

Al fin y al cabo, la Espiritualidad es darse cuenta.

Darse cuenta de qué lugar ocupamos en cada momento, lo que sentimos y pensamos, lo que somos… y desde este estado de conciencia seguir creciendo.

Espiritualidad no necesariamente significa estar iluminado, estar siempre sonriendo y positivo.

Espiritualidad es también bucear en nuestros más profundos abismos y abrazar a nuestros monstruos más oscuros y darles la bienvenida.

Esta integración de todas nuestras partes nos hace auténticos y es el mejor fundamento sobre el que podemos seguir creciendo, porque nos hemos sanado desde las raíces.

Como puedes ver, volvemos una y otra vez sobre el misma aspecto, lo fundamental de amarnos y aceptarnos tal como somos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll Up