Cómo no sucumbir ante la maldad del mundo practicando la Meditación

Cómo no sucumbir ante la maldad del mundo practicando la Meditación

A diario los medios de comunicación nos bombardean con noticias horripilantes de cosas que acontecen en el mundo. Desde la mañana, a la hora de comer y por la noche, no cede el flujo de imágenes y noticias negativas que muchas personas “se tragan” literalmente, con tal de estar “informados”.

La maldad existe en este mundo, igual que la bondad. Mientras que sigamos aquí, estas dos caras de la misma moneda serán parte de nuestra existencia y experiencia humana hasta que la hayamos transcendido.

La mayoría sufrimos por el mal. De manera que mantenemos nuestro corazón abierto solo con una pequeña ventana al mundo para poder dosificar la cantidad de dolor sin que nos desborde.

Muchas veces también cerramos esta pequeña ventana. Cerramos los ojos y corazón y miramos hacia otro lado en un esfuerzo para que no nos afecte este mal y nos desequilibre en nuestro frágil estado de aparente seguridad y bienestar que hemos creado alrededor nuestr@.

¿Qué puedo hacer para que no me afecte todo lo horrible que ocurre en el mundo?

Las cosas que ocurren en nuestro entorno, tanto buenas como negativas, nos afectan. Si no fuera así, estaríamos muertos. Somos seres espirituales en una experiencia humana. Y una de las características profundamente humanas es el sentir y la bondad. Es normal que nos sentimos mal cuando nos enteramos de algún acontecimiento malo.

Pero también es verdad que no somos víctimas de sentimientos y acontecimientos. Es nuestra elección cómo nos queremos sentir. ¿Seguís conmigo?

En la mayoría de las personas, un acontecimiento (-) les baja al menos temporalmente de su vibración a un nivel de vibración inferior (malestar, ansiedad, ira, dolencias físicas e incluso una bajada de las defensas del sistema inmune). Es decir, le damos al acontecimiento (-) poder sobre nosotr@s.

¿Qué ocurre entonces?
No solo hubo un acontecimiento (-), sino además nos hace sentir (-) y probablemente lo compartimos por allí por las redes sociales y más personas (- - -). ¿Qué acaba de pasar? Hemos contribuido a aumentar considerablemente la cantidad (-) que hubo al principio. Imagínate esto a gran escala, gracias a los medio de comunicación.

Por ello, tenemos una responsabilidad de cuidar nuestro medio interno. No solo por nuestro propio bienestar, sino de todo lo que nos rodea. Nosotr@s contribuimos activamente en cada momento en aumentar el bien o el mal en este mundo, hasta que lo hayamos transcendido.

Todo lo dicho hasta aquí es necesario para comprender que es un compromiso hacia nosotr@s mism@s, desde nuestra humanidad y desde lo auténtico que late en nuestros corazones.

La Meditación

La Meditación es una herramienta con múltiples beneficios. Con la práctica nos volvemos incluso más sensibles y las cosas nos afectan más todavía. El corazón se abre y se hace más permeable.

Mediante la Meditación no dejamos de “sufrir” y de estar “felices”, pero las ráfagas de las tormentas internas se atenúan, son menos intensas y duran menos tiempo, nos recuperamos antes para volver a un “estado equilibrado”.

Cuando veo sufrimiento y horror en este mundo, me sigue doliendo porque tengo el corazón abierto.

La diferencia ahora es que este dolor ya no se asienta en mi corazón y me incapacita.

Debajo del dolor sigue intacta mi naturaleza que no está afectada y el acontecimiento (-) se convierte en combustible que me da fuerza para arrojar luz a la situación.

No tenemos que temer al dolor. Es parte de nuestra humanidad y en cuanto lo aceptamos, se convierte en nuestro poderoso aliado.

Hay múltiples caminos, escuelas y Maestros según las necesidades de cada uno. Yo practico la mediación en el corazón, un antiguo sistema de Raja Yoga con transmisión yógica que gracias a la tecnología actual está disponible a tod@s y en cada momento.

Y desde luego es en cada momento totalmente gratuito 😉

                             http://es.heartfulness.org/masterclass/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll Up